Pagina jovenes construyendo el futuro plataforma

Inicio de sesión en el portal europeo de la juventud

Sin embargo, incluso cuando los líderes toman medidas para revitalizar a su gente y a sus organizaciones, los más previsores ven una oportunidad mayor: la oportunidad de aprovechar los logros relacionados con la pandemia y reexaminar (o incluso reimaginar) la identidad de la organización, cómo funciona y cómo crece.

En este artículo, sintetizaremos las lecciones de nuestra experiencia y de una nueva investigación sobre las prácticas organizativas de 30 de las principales empresas para destacar cómo las empresas pueden organizarse mejor para el futuro. Aunque ninguna organización ha descifrado aún el código, la experimentación en curso sugiere que las empresas preparadas para el futuro comparten tres características: saben quiénes son y qué representan; operan con una fijación por la velocidad y la simplicidad; y crecen aumentando su capacidad de aprender, innovar y buscar buenas ideas independientemente de su origen. Al adoptar estos fundamentos -a través de los nueve imperativos organizativos que los sustentan- las empresas mejorarán sus probabilidades de prosperar en la próxima normalidad.

El concepto de antifragilidad de Nassim Taleb es instructivo. “Lo resistente”, escribe Taleb, “resiste los choques y permanece igual; lo antifrágil mejora”. Para más información, véase Nassim Nicholas Taleb, Antifragile: Things That Gain from Disorder, Nueva York, NY: Random House Trade Paperbacks, 2012.

Juventud europa eu discovereu en

En el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estamos implementando una hoja de ruta para preparar a educadores y estudiantes para los desafíos actuales y las oportunidades futuras. Como parte de la Iniciativa de Habilidades para el Siglo XXI del BID, estamos ayudando a los países a transformar sus sistemas educativos trabajando junto a las partes interesadas de los sectores público, privado y de la sociedad civil.

➡️  Registro de empresas para programa jovenes construyendo el futuro

La Iniciativa de Habilidades del Siglo XXI cuenta con programas y productos de conocimiento en seis áreas clave: arte, ciudadanía, habilidades digitales, ciencias del comportamiento, deportes y mindfulness, que tienen como objetivo el desarrollo de habilidades transversales. Creemos en la educación permanente, que integra tanto la educación formal como la no formal, para proporcionar experiencias de aprendizaje flexibles y personalizadas.

Las competencias transversales permiten a los jóvenes reinventarse a lo largo de todas las etapas de la vida, adaptarse a circunstancias cambiantes y diversas e identificar oportunidades de crecimiento en medio de las diferencias. Entre ellas, las competencias del siglo XXI, o competencias transversales que las personas necesitan en el siglo XXI, incluyen:

Servicio voluntario europeo

Reaching YES: Addressing the Youth Employment and Skilling Challenge, señala que los jóvenes de entre 15 y 24 años son incapaces de identificar qué cualificaciones necesitan para futuras oportunidades de empleo. Los jóvenes tampoco pueden acceder a la formación pertinente y los empresarios carecen de un método estándar para verificar las cualificaciones que dicen tener los nuevos empleados.

El informe señala que existe una desconexión entre las necesidades y los sistemas de educación y formación. Por ejemplo, los jóvenes que no pueden acceder a Internet no pueden acceder a oportunidades de formación en línea. Cuando se adquieren competencias, los jóvenes necesitan un modo de hacer un seguimiento verificable, preciso y seguro de las mismas y de compartirlas con los empleadores.

“Si observamos el mundo actual, vemos un enorme desajuste entre las competencias que tienen los jóvenes y las que necesitan los empresarios. Sin oportunidades para adquirir las competencias adecuadas, millones de jóvenes tendrán dificultades para encontrar trabajo y corren el riesgo de quedarse atrás. No podemos permitir que eso ocurra. Por eso es crucial que los gobiernos, las empresas, los educadores y los líderes de la sociedad civil se unan rápidamente más que nunca para abordar esta brecha. Al hacerlo, podemos empezar a crear resultados sostenidos para los jóvenes y economías y sociedades más inclusivas”, ha declarado Bob Moritz, Presidente Mundial de PwC.

➡️  Que tiempo dura el programa jovenes construyendo el futuro

Diálogo con la juventud de la UE

Página Contenido 4Todas las partes interesadas, incluidos los gobiernos, el mundo académico, el sector privado y la sociedad civil, pueden diseñar estrategias que ayuden a desarrollar las competencias digitales de los jóvenes y apoyen la plena inclusión económica, social y digital de todos los jóvenes. La tecnología digital puede ayudar a mejorar la educación, reducir el desempleo juvenil y promover el desarrollo socioeconómico, pero para que los jóvenes se beneficien de estas oportunidades, todos ellos deben estar equipados con una serie de habilidades tecnológicas y tener un acceso asequible a la conectividad.    Los gobiernos deben centrarse en estrategias que capaciten a los jóvenes para participar más en sus comunidades locales. Tales estrategias incluyen:

Formar una coalición de jóvenes líderes con talento activos en el espacio digital.  Los gobiernos pueden hacer un llamamiento a los jóvenes de sus propios países para desarrollar un programa nacional de jóvenes líderes en TIC. Estos líderes juveniles pueden entonces organizar y publicitar campañas, iniciativas, programas juveniles y otras actividades relacionadas con las TIC que trabajen para contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. También pueden presionar para conseguir una participación más amplia de los jóvenes en los foros políticos y sociales a nivel local, regional e internacional.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad